Dies Irae

Niños desaparecidos en Mozambique

7 de Enero del 2004. El Mundo se hace eco de las denuncias de cuatro religiosas del convento-horfanato Matter Dei de la Orden de las Siervas de María asentadas en Nampula, Mozambique, a 2000 km de la capital Maputo. Las hermanas María del Carmen Calvo (Sor María Juliana, superiora del convento), Palmira Calvo (Sor María Jesús, hermana de la anterior), Carmen Martín y Ana Gonzalez denuncian amenazas de muerte por destapar una posible red de tráfico de órganos de menores.

Un més después la embajada española en Mozambique afirma que sor Juliana y sor María Jesús no corren ningún peligro inminente. Sin embargo, según sus familiares, ellas no se sienten seguras en absoluto. Han aportado fotos y videos de niños asesinados a los que se les han extraído órganos y vinculan a a responsables políticos del país con los hechos. El primer caso documentado se remonta a octubre del 2002 pero años antes, en el 2000, el propio gobierno reconocía el problema y daba la cifra de unos 1000 despararecidos al año. A pesar de contar con vigilancia en su horfanato saben que los sobornos son moneda corriente en el país. Por las mismas fechas Manos Unidas se hace eco de la noticia citando fuentes anónimas de la agencia misionera MISNA cifrando en unos 80 los niños asesinados. El Fiscal General de Mozambique, Joaquim Maderia, reconoce ante las cámaras la existencia de dicho tráfico calificándolo de muy lucrativo y anuncia una investigación. Afrol News amplía la noticia indicando que la investigación iniciada avanza a ritmo muy lento y que los habitantes de Nampula acusan a la policía local de complicidad puesto que hicieron enterrar a los cadáveres sin ningún tipo de examen ni autopsia. Se comenta la hipótesis de que el tráfico de órganos puede deberse también a prácticas de brujería y se apunta a Sudáfrica como mercado natural para este tipo de comercio.

El 24 de Enero en Rebelión se habla de otra mujer, la misionera laica brasileña María Elilda dos Santos, llamada a declarar sobre sus investigaciones y también amenazada de muerte. Una hermana que la acompañaba, que no se identifica, habla sobre el responsable de la red de tráfico de órganos, un sudafricano apodado Blanco. La misionera se dio cuenta de lo que pasaba cuando alguien, por error, acudió a su monasterio, situado junto a la finca del sospechoso, ofreciendo la venta de un niño. La documentación aportada por la hermana incluye videos de los lugares de enterramiento de los niños. A una de las niñas localizadas, de 12 años, le habían extirpado el corazón, los pulmones y los riñones. La madre denunció el hecho ante la policía pero no se hizo diligencia alguna, por ello la misionera los acusa de complicidad. María Elilde dos Santos asegura haber sido objeto de emboscadas, vive preocupada por su seguridad y no duerme nunca en el mismo sitio.

El 25 de Febrero, El Mundo publica un reportaje más detallado. Según el relato de las monjas, todo empezó a mediados del 2001 cuando llegó a Numpala un matrimonio blanco formado por el ciudadano de Zimbawe, de origen irlandés, Gary O’Connor y su esposa, la danesa Tania Skytte. Compraron una finca de 300 hectáreas aledaña al convento de las misioneras, junto al aeropuerto, para montar una granja avícola. Las monjas los definen como vecinos correctos pero poco sociables y comentan que los mujeres que pasaban por delante de la finca aceleraban el paso asustadas, aunque ellas no hacían mucho caso por el carácter supersticioso de las gentes del país.

Sin embargo las hermanas notaron como el número de niños de la calle a los que cuidaban descendía bruscamente. De unos 80 censados se pasó a una quincena escasa para el verano de 2002. Al preguntar a los niños que sabían de sus compañeros contestaban que no lo sabían, que les pegaron y se los llevaron hombres blancos en sus coches. Aún así las hermanas no lo asociaron a la existencia de ninguna organización criminal dado que en la zona son frecuentes estos casos. Entonces ocurrió algo que conmovió a toda la ciudad.

El 12 de Octubre una niña de 12 años, Salima Iburano, estudiante de primero de secundaria, se dirigió con una prima suya al mercado local para tratar de vender unas bananas. Unos jóvenes negros se acercaron a ellas ofreciendose a comprárselas todas pero tenían que acompañarles a buscar el dinero. Salima fue sola con ellos y nunca volvió. Su cuerpo apareció al día siguiente, sin ojos ni corazón ni riñones. A pesar de la denuncia la policía la enterró sin mas.

Casi un año después, en Febrero del 2003 apareció otro cadaver cerca del aeropuerto, también vaciado por dentro y sin ojos. Días más tarde aparecía el cuerpo de una mujer en las mismas circunstancias. En Junio y Julio se localizaban restos de sangre en terrenos distintos, siempre en dirección al convento, junto a material escolar y ropa interior femenina.

En Agosto fue cuando se produjo el incidente comentado anteriormente. El joven Dionisio Da Silva acompañado del niño de 10 años Félix Mario se presentó en el convento ofreciendo su venta por 80 millones de meticais (unos 3000,00 €). Buscaba a un tal branco para hacer el tráfico. Al parecer estuvo rondando la finca del matrimonio y al no encontrarlos lo intentó en el convento. El tal Dionisio había retenido al menor durante dos semanas y fue puesto en libertad tras confesar. Eso fue lo que hizo atar cabos a las hermanas. El artículo habla de varios casos más e incluso uno de los casos pudo ser comprobado por el periodista. Los niños hablan de secuestros donde los mantienen sedados, los padres son engañados por presuntos familiares que se llevan a sus hijos… Las monjas no pueden demostrar que todo este relacionado con el tráfico de órganos, pero lo intuyen. Varias casas de blancos han sido identificadas por los niños como lugares donde ocurren cosas.

Ante el alboroto creado, parece ser que el matrimonio O’Connor Skytte abandonó su residencia.

Esta es la cronología de casos documentados:

  • 13 de octubre de 2002. Se encuentra el cuerpo de Sarima Burano de 12 años. Le han arrancado los ojos. También le faltan el corazón y ambos riñones. La muchacha había desparecido el día anterior cuando vendía bananas por la ciudad después de salir de la escuela. Dos hombres que se hicieron pasar por compradores de la fruta se la llevaron.
  • Febrero de 2003: Aparece un cadáver en los terrenos limítrofes al aeropuerto. Como al cuerpo de Sarima, también le faltan los ojos y diversos órganos internos. La caja craneal estaba abierta y el cerebro, removido.
  • Febrero de 2003: Doraci Edinger, misionera luterana que también investiga los casos, aparece muerta en su casa de Nampula, asesinada a martillazos.
  • Marzo de 2003: Los caminantes de una pista cercana al aeropuerto perciben un olor nauseabundo muy cerca de la ruta por la que van transitando. Transcurridos tres días observan a varios perros con huesos, en apariencia humanos, entre los dientes. Después de buscar dentro de la maleza, terminan encontrando el cadáver de una mujer en avanzado estado de descomposición.
  • Junio de 2003: En dos terrenos distintos se encuentran restos de sangre junto a trozos de ropa y libros de colegio, cuadernos, lápices, bolígrafos y demás material escolar. En uno de ellos se descubren también varios jirones de ropa interior femenina.Los vecinos de la zona limítrofe al convento de las monjas españolas afirman que durante la noche anterior oyeron gritos de agonía y de dolor.
  • Julio de 2003: El joven Dionisio da Silva Armino es llevado por unos hombres hasta el destacamento policial que guarda el convento de las Siervas de María. Había intentado vender al niño Félix Mario, de 10 años, por una cantidad equivalente a algo menos de 3.000 euros. Al parecer su intención, según terminaría confesando ante los agentes, era hacer tráfico con el ciudadano de Zimbabue de origen irlandés Gary O’Connor, afincado en Mozambique desde 2001. A pesar de ello, Mario fue posteriormente puesto en libertad
  • 14 de agosto de 2003: El postulante de las Siervas de María, el hermano Binicio, se encuentra a una chica de 12 años llorando desconsoladamente en las cercanías de la misión, junto a las 300 hectáreas de la finca de O’Connor. La pequeña, desorientada y en estado de shock, a duras penas pudo decir que era del distrito de Moma y que había sido llevada hasta allí a la fuerza por un hombre en un vehículo de color blanco. Consiguió escapar cuando algunas personas que iban por el camino la vieron forcejear con su captor.
  • 28 de agosto de 2003: A las puertas del monasterio aparece un matrimonio para denunciar la desaparición de su hija de siete años, la pequeña Arlinda Lucio. Los hechos habían ocurrido seis días antes en el barrio de Muhala, también en la ciudad de Nampula.
  • 4 de septiembre de 2003: El ciudadano mozambiqueño Mario Cintura fue detenido y torturado por unos hombres cuando se encontraba recogiendo leña dentro de la propiedad del matrimonio O’Connor. Sus captores le propinaron una brutal paliza que, además de numerosas heridas externas, le produjo varias hemorragias internas.
  • 29 de septiembre de 2003: María Mutumpua, de 30 años y residente en el Barrio Dos Limoeros, relató a las Siervas de María que su sobrina Cecilia, de 12 años, había desaparecido en las proximidades del aeropuerto, al que se puede acceder directamente desde la finca de O’Connor.

Las desapariciones de niños de la calle no han podido ser documentadas.

En Rebelión, el 27 de Febrero del 2004, se relata como la laica Elilda consiguió pruebas concluyentes: llegó a descubrir un lugar en la ciudad en el que había un cadaver al que le habían extirpado los ojos, el corazón y los riñones, junto a material quirúrgico. Lo grabó todo y también otras tumbas clandestinas pero la policía no hizo nada. Lo intentó en Maputo, la capital, donde solo la ONG Liga por los Derechos Humanos la escuchó, que a su vez contactó al Procurador General de la República, Joaquim Madeira. También denunció la contratación de asesinos a sueldo por parte del ciudadano Gary O’Connor que fracasaron en su empeño y, al haberse gastado el dinero recibido y serles exigidas cuentas por éste, temieron por su vida y hablaron con la policía para contarlo.

El 16 de Marzo del 2004 aparece una noticia en un boletín de Zimbawe dónde se relacionan las denuncias de las misioneras con un problema de tierras entre ellas y el matrimonio vecino. Se comenta que no hay pruebas de las acusaciones y que todo se debe a casos de abusos sexuales.

El 4 de Abril del 2004 Radio Vaticana se hace eco del problema. El 9 de Abril la Federación Luterana Internacional (LWF) denuncia el poco interés de las autoridades de Mozambique por resolver el asesinato de la hermana Doraci Edinger. El 25 de Febrero el Procurador General del Estado, Rafael Sebastiâo, declaró que no había evidencias de tráfico de órganos. El 9 de Junio se celebra el juicio por el asesinato de la misionera. Se acusa al pastor mozambiqueño Rodrigues Francisco el cual niega toda responsabilidad. El juicio se interrumpe a petición del defensor en espera de más diligencias.

6 de Febrero del 2007. Mozambique revisa su legislación para combatir el tráfico de niños.

5 de Marzo del 2007. Vuelve a aparecer Sor María Juliana en El Mundo denunciando los mismos casos. Aparece una noticia de fuente sin comprobar sobre dos hechiceros mozambiqueños detenidos por alimentarse de huesos y carne humana.

Hasta aquí el relato de los hechos. No está nada claro la implicación de una red de tráfico de órganos en las desapariciones. El proceso a seguir para obtener y transportar órganos es muy delicado y con serias limitaciones de tiempo (Anis, Sobre las leyes de transplantes de organos, párrafo 2.2.- Obtención criminal de órganos para trasplantes), y algún detalle como el hecho de haber encontrado un cadaver con el cerebro extraído hace dudar aún más. Sin embargo es indudable que algo ocurre con los niños en Mozambique, no es normal que desaparezcan tantos. En HazteOir disponen de un formulario online para enviar una solicitud para el esclarecimiento de estos casos. Lo he probado y ya no funciona así que he recogido las direcciones de correo y el texto del documento para mandarlo desde aquí. Si pulsas este enlace se abrirá tu programa de correo y solo deberás copiar/pegar el siguiente texto:

Ex.mo Senhor,

Desejo manifestar-lhe a minha preocupação pela possível existência, nas províncias moçambicanas de Manhica e Nampula, duma rede de tráfego de orgãos humanos que seqüestra e assassina crianças e jovens para vender os seus orgãos em outros países.

Assim o tem denunciado a Irmã Elilda dos Santos y as Missionárias Servas de Maria, de nacionalidade espanhola e brasileira. Desde então têm recebido numerosas ameaças de morte e variadas tentativas de agressão.

A missionária luterana Doraci Eldinger foi assassinada em Nampula, muito possívelmente pela sua colaboração com as investigações das Servas de Maria.

Do mesmo modo, Elilda dos Santos foi objeto duma campanha de difamação na imprensa moçambicana com o objetivo de desacreditar seu labor missionário.

Organismos católicos e luteranos têm manifestado seu descontentamento pela indiferença e passividade mostradas pelas autoridades moçambicanas nas investigações do assassínio de Doraci Eldinger e o tráfego de orgãos.

O Deputado portugués, Carlos Lage, tem denunciado ante o Parlamento Europeo o cruel e brutal comércio de orgãos humanos que se pratica em Nampula.

Portanto, rogamos adotem todas as medidas ao seu alcance para seja concedida a máxima prioridade à investigação destes gravíssimos crimes e da possível existência duma rede internacional de tráfego de orgãos humanos e de crianças.

Com os melhores cumprimentos,

[Nombre y apellidos, DNI, ciudad y país]

El texto en español es:

Excmo Sr.:
Quiero manifestarle mi preocupación por la presunta existencia, en las provincias mozambiqueñas de Mañica y Nampula, de una red de tráfico de órganos humanos que secuestra y asesina a niños y jóvenes, para vender sus órganos en otros países.

Así lo han denunciado la hermana Elilda dos Santos y las misioneras de las Siervas de María, de nacionalidad española y brasileña. Desde entonces, han recibido numerosas amenazas de muerte y varios intentos de agresión. La misionera luterana Doraci Eldinger ha sido asesinada en Nampula, muy posiblemente por su colaboración con las investigaciones de las Siervas de María. Asimismo, Elilda dos Santos ha sido objeto de una campaña de difamación en la prensa mozambiqueña con el objeto de desacreditar su labor misionera.

Organizaciones católicas y luteranas han manifestado su descontento por la indiferencia y pasividad mostrada por las autoridades mozambiqueñas en las investigaciones sobre el asesinato de Doraci Edinger y el tráfico de órganos.

El diputado portugués, Carlos Lage, ha denunciado ante el Parlamento Europeo el “comercio cruel y brutal de órganos humanos que es practicado en Nampula”.

Por tanto, rogamos que adopten todas las medidas a su alcance para que se conceda máxima prioridad a la investigación sobre estos gravísimos crímenes y sobre la presunta existencia de una red internacional de tráfico de órganos humanos y de niños.
Atentamente,

También puedes mandar la solicitud al parlamento europeo.

Más información:
Orden de Las Siervas de María
Federación Luterana Mundial
El tráfico de órganos como actividad económica
Liga de los Derechos Humanos de Mozambique
Reportaje en Informe Semanal de Vicente Romero
Amnistia Internacional
Gloobal: Mozambique revisa su legislación para combatir el tráfico de niños
Crítica al artículo aparecido el 07/02/2004 en El Mundo
Documento sobre la adopción en Mozambique (PDF)

Anuncios

6 marzo 2007 - Posted by | Denuncia, Sociedad

1 comentario »

  1. http://www.youtube.com/watch?v=0b-zeEwdD8w esta es la verdad

    Comentario por joao | 19 marzo 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: