Dies Irae

La democracia, sistema totalitario

Interesantes afirmaciones del profesor Philip Allot en las páginas de opinión de El Mundo. La entrevista viene encabezada con una frase rotunda: La democracia y el capitalismo son sistemas más totalitarios que el nazismo o el estalinismo. No te pongas nervioso, amable lector, el profesor matiza (el subrayado es mío):

[...] La clave es que ambos son sistemas que contienen en sí mismos sus propios valores, y que, además, obligan a aceptarlos todos si se quiere participar de ellos. Incluso valores de índole trascendental sobre la justicia y la felicidad, por poner dos ejemplos, están interiorizados en este tipo de sistemas, de manera que los ciudadanos que viven en ellos deben entregarles sus mentes. No son sólo sistemas políticos o económicos, también lo son de conciencia. La gente no se percata de ello, pero lo cierto es que sus mentes están determinadas por estos sistemas.

[...] El totalitarismo tradicional -el del III Reich, el del imperio soviético o el de la China maoísta-, se caracterizaba por tomar el control de las personas por la fuerza. La violencia se utilizaba para controlar a la gente y ésta, en última instancia, podía ser disidente en su vida privada; dentro de las cuatro paredes de su casa podía pensar lo que le viniera en gana. En las sociedades teocráticas, el sistema obviamente controla las mentes de sus ciudadanos, pero lo hace en nombre de unos supuestos valores elevados y trascendentales. Lo extraordinario de la democracia y del capitalismo es que controlan la conciencia de sus ciudadanos con valores totalmente pragmáticos.

[...] El totalitarismo de los sistemas democráticos y capitalistas está tan desarrollado que hasta nuestros deseos están determinados por el sistema. Deseamos, como seres humanos, lo que la sociedad desea que deseemos [...]

A pesar de esta visión el profesor no considera que estos sistemas sean perversos o nefastos de por sí.

… La democracia y el capitalismo [...] son unos sistemas magníficos para organizar sociedades complejas. [...] para organizar la lucha de intereses en una sociedad. [...] para crear riqueza.

La entrevista continúa abordando el tema de la exportación de la democracia a países sin tradición en este sentido y el funcionamiento del sistema a nivel local e internacional, pero los puntos que me interesan son los citados. Pienso que el profesor está en lo cierto. El sistema democrático ha conseguido que interioricemos normas y actitudes sin cuya aceptación nos arriesgamos a ser tachados de fascistas, cuando no de cosas peores, al estilo de los dogmas de fe de la Iglesia Católica. Por otra parte, nada que no pueda arreglarse.

El caso paradigmático lo veo yo en la idea de igualdad. Cuestión de medida, parafraseando a Paracelso. Es admisible y necesaria la igualdad por ejemplo en el campo de la administración de Justicia: nadie debería tener privilegios de ninguna clase ante un juez, salvo los derivados de las circunstancias que se estén juzgando. Creo que es un ideal perfectamente asumible y razonable, pero no pienso lo mismo en cuanto a la igualdad en la educación. Se debe proporcionar educación obligatoria y gratuita al ciudadano, pero no se les puede tratar como iguales en el proceso educativo, porque no lo son. Le exigencia de igualdad en este campo, de usar el mismo rasero, ha provocado en la práctica que se rebaje el listón al nivel de los menos hábiles, de los menos capaces, con el consiguiente perjuicio para los hábiles y capaces. La educación es un cultivo de mediocres por culpa de esta idea asumida como dogma y como buena en sí y el cuerpo docente (sacrificado donde los haya) se ha convertido en un multiplicador de necios, en una lucha perdida de antemano contra un estado idiotizante preocupado únicamente por mantener el control.

El mismo proceso electoral es otra muestra de ello. ¿Alguien piensa de verdad que lo que opine la mayoría es lo mejor (ya no digo lo bueno)? Normalmente suele ser al contrario. ¿Vale lo mismo el voto de un esforzado trabajador que ha debido pasar su vida luchando para sacar adelante a los suyos, quemándose hasta el fondo en el intento, y que no tuvo oportunidades de acceder a una mínima educación, que el de un trabajador de buen nivel intelectual y entrenado en ejercer la crítica ante los hechos? Creo que no, y no tiene nada que ver lo que digo con el valor humano de ambas personas. La diferencia entre ambos es circunstancial, de diferentes oportunidades en la vida y su aprovechamiento, pero eso marca una diferencia. Evidentemente nadie garantiza que el voto del ciudadano cultivado sea positivo de por sí, puede ser nefasto para la sociedad, pero aún así ambos votos no valen lo mismo, sobretodo por la capacidad de influencia que unos partidos cuya estrategia está diseñada por publicistas puede ejercer sobre cada uno, mayor en el menos preparado.

Para terminar la idea que también se asume de que el capitalismo es el mejor sistema. ¿Porqué? ¿Porqué ya se intentó el comunismo y no funcionó? ¿A qué llama usted comunismo? El capitalismo no es el mejor sistema, aunque si el más natural. Hunde sus raíces en algo tan sencillo como la codicia y la avaricia de todos y cada uno. Yo quiero más y tu también, ¿nos pegamos o nos organizamos? mejor nos organizamos, así de simple. Pero no deja de ser un acuerdo entre aves carroñeras, lo cual nos lleva al eterno dilema sobre si la sociedad cambia al hombre o éste a la sociedad, el huevo y la gallina. Quizás me de por abrir otra entrada sobre ello.

Fuentes:
Entrevista a Philip Allott en El Mundo, bajo pago.

Enlaces relacionados:
Bibliografía de Philip Allott en Amazon.

About these ads

9 junio 2007 - Publicado por | Política

8 comentarios »

  1. Sí, acabo de leer la entrevista del brillante prof. Allott en El Mundo y es interesantísima . Ahora me interesa leer su libro “Eunomia: New order for a New World”. Y estoy totalmente de acuerdo con el comentario sobre la educación. Soy profesora de secundaria y lo que vivimos a diario en las aulas es el tremendo reflejo de una sociedad perdida en las tinieblas del politiqueo, en un Gran Engaño. En un “mundo al revés”, el docente está reducido a guardián de las aulas y – con suerte – a mero superviviente de su jornada laboral. En un proceso tan complejo como es la enseñanza/aprendizaje es fundamental el papel del hogar; sin una labor educativa previa por parte de los padres ,bien poco pueden hacer los maestros y los profesores con los alumnos cuando estos llegan al colegio y al instituto.

    Comentario por Mª José | 10 junio 2007 | Responder

  2. Cuanta razón en lo aquí explicado.
    A pesar de ser algo que posiblemente mucha gente comparte no son ideas políticamente correctas.

    Comentario por mermeladek | 10 junio 2007 | Responder

  3. q por queria esto
    miren haber
    sime consigun esto
    sistema totalario en latinoamrica

    Comentario por corazon de metal | 23 agosto 2008 | Responder

  4. hola me gusta me ayudo mucho en este trabajo de la democracia son lo genial

    Comentario por antonella | 16 noviembre 2011 | Responder

  5. lalalalllalalallalalala
    :):(:P

    Comentario por antonella | 16 noviembre 2011 | Responder

  6. :-*

    Comentario por antonella | 16 noviembre 2011 | Responder

  7. :) :(

    Comentario por antonella | 16 noviembre 2011 | Responder

  8. :) :( :p

    Comentario por antonella | 16 noviembre 2011 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: