Dies Irae

La democracia, sistema totalitario

Interesantes afirmaciones del profesor Philip Allot en las páginas de opinión de El Mundo. La entrevista viene encabezada con una frase rotunda: La democracia y el capitalismo son sistemas más totalitarios que el nazismo o el estalinismo. No te pongas nervioso, amable lector, el profesor matiza (el subrayado es mío):

[…] La clave es que ambos son sistemas que contienen en sí mismos sus propios valores, y que, además, obligan a aceptarlos todos si se quiere participar de ellos. Incluso valores de índole trascendental sobre la justicia y la felicidad, por poner dos ejemplos, están interiorizados en este tipo de sistemas, de manera que los ciudadanos que viven en ellos deben entregarles sus mentes. No son sólo sistemas políticos o económicos, también lo son de conciencia. La gente no se percata de ello, pero lo cierto es que sus mentes están determinadas por estos sistemas.

[…] El totalitarismo tradicional -el del III Reich, el del imperio soviético o el de la China maoísta-, se caracterizaba por tomar el control de las personas por la fuerza. La violencia se utilizaba para controlar a la gente y ésta, en última instancia, podía ser disidente en su vida privada; dentro de las cuatro paredes de su casa podía pensar lo que le viniera en gana. En las sociedades teocráticas, el sistema obviamente controla las mentes de sus ciudadanos, pero lo hace en nombre de unos supuestos valores elevados y trascendentales. Lo extraordinario de la democracia y del capitalismo es que controlan la conciencia de sus ciudadanos con valores totalmente pragmáticos.

[…] El totalitarismo de los sistemas democráticos y capitalistas está tan desarrollado que hasta nuestros deseos están determinados por el sistema. Deseamos, como seres humanos, lo que la sociedad desea que deseemos […]

A pesar de esta visión el profesor no considera que estos sistemas sean perversos o nefastos de por sí.

… La democracia y el capitalismo […] son unos sistemas magníficos para organizar sociedades complejas. […] para organizar la lucha de intereses en una sociedad. […] para crear riqueza.

La entrevista continúa abordando el tema de la exportación de la democracia a países sin tradición en este sentido y el funcionamiento del sistema a nivel local e internacional, pero los puntos que me interesan son los citados. Pienso que el profesor está en lo cierto. El sistema democrático ha conseguido que interioricemos normas y actitudes sin cuya aceptación nos arriesgamos a ser tachados de fascistas, cuando no de cosas peores, al estilo de los dogmas de fe de la Iglesia Católica. Por otra parte, nada que no pueda arreglarse.

El caso paradigmático lo veo yo en la idea de igualdad. Cuestión de medida, parafraseando a Paracelso. Es admisible y necesaria la igualdad por ejemplo en el campo de la administración de Justicia: nadie debería tener privilegios de ninguna clase ante un juez, salvo los derivados de las circunstancias que se estén juzgando. Creo que es un ideal perfectamente asumible y razonable, pero no pienso lo mismo en cuanto a la igualdad en la educación. Se debe proporcionar educación obligatoria y gratuita al ciudadano, pero no se les puede tratar como iguales en el proceso educativo, porque no lo son. Le exigencia de igualdad en este campo, de usar el mismo rasero, ha provocado en la práctica que se rebaje el listón al nivel de los menos hábiles, de los menos capaces, con el consiguiente perjuicio para los hábiles y capaces. La educación es un cultivo de mediocres por culpa de esta idea asumida como dogma y como buena en sí y el cuerpo docente (sacrificado donde los haya) se ha convertido en un multiplicador de necios, en una lucha perdida de antemano contra un estado idiotizante preocupado únicamente por mantener el control.

El mismo proceso electoral es otra muestra de ello. ¿Alguien piensa de verdad que lo que opine la mayoría es lo mejor (ya no digo lo bueno)? Normalmente suele ser al contrario. ¿Vale lo mismo el voto de un esforzado trabajador que ha debido pasar su vida luchando para sacar adelante a los suyos, quemándose hasta el fondo en el intento, y que no tuvo oportunidades de acceder a una mínima educación, que el de un trabajador de buen nivel intelectual y entrenado en ejercer la crítica ante los hechos? Creo que no, y no tiene nada que ver lo que digo con el valor humano de ambas personas. La diferencia entre ambos es circunstancial, de diferentes oportunidades en la vida y su aprovechamiento, pero eso marca una diferencia. Evidentemente nadie garantiza que el voto del ciudadano cultivado sea positivo de por sí, puede ser nefasto para la sociedad, pero aún así ambos votos no valen lo mismo, sobretodo por la capacidad de influencia que unos partidos cuya estrategia está diseñada por publicistas puede ejercer sobre cada uno, mayor en el menos preparado.

Para terminar la idea que también se asume de que el capitalismo es el mejor sistema. ¿Porqué? ¿Porqué ya se intentó el comunismo y no funcionó? ¿A qué llama usted comunismo? El capitalismo no es el mejor sistema, aunque si el más natural. Hunde sus raíces en algo tan sencillo como la codicia y la avaricia de todos y cada uno. Yo quiero más y tu también, ¿nos pegamos o nos organizamos? mejor nos organizamos, así de simple. Pero no deja de ser un acuerdo entre aves carroñeras, lo cual nos lleva al eterno dilema sobre si la sociedad cambia al hombre o éste a la sociedad, el huevo y la gallina. Quizás me de por abrir otra entrada sobre ello.

Fuentes:
Entrevista a Philip Allott en El Mundo, bajo pago.

Enlaces relacionados:
Bibliografía de Philip Allott en Amazon.

9 junio 2007 Posted by | Política | 8 comentarios

Los padres de la patria y la madre que los parió

Dos periodistas italianos del Corriere della Sera, Sergio Rizzo y Gian Antonio Stella, han publicado un libro sobre los gastos, privilegios y otras prebendas de los políticos de su país: La Casta. Los datos son espeluznantes: el Parlamento italiano se compone de 1000 escaños, a una media de 12.000,00 € mensuales por barba (el doble que en Francia y casi cuatro veces el de España), con derecho a transporte y teléfono gratis, y peluquería si es mujer. Cada barba tiene su propio coche (de lujo) conducido por un chofer (de gorra), el parque automovilístico oficial italiano consta de 574.215 vehículos (el de Estados Unidos es de 73.000 y el de España de 44.000). El sueldo base puede llegar fácilmente a los 20.000,00 o 25.000,00 € mediante ayudas, subvenciones y otros chollos. Sus señorías también consiguen préstamos a un interés más ventajoso que el resto de mortales, se les subvenciona el condumio diario con 7,65 € y se jubilan a los 60 años (o antes) con una pensión mínima de 3.000,00 € (aunque sólo hayan trabajado seis meses). Se calcula en unos 2000 los ex parlamentarios italianos. Para terminar, estos señores se gastan al día 848,50 € en papel higiénico. Echemos cuentas:

1000 parlamentarios x 12.000,00 € = 12.000.000,00 € mensuales

2000 ex parlamentario x 3000,00 € = 6.000.000,00 € mensuales

848,50 €/día de papel higiénico x 30 días = 25.455,00 € mensuales

Total: 18.025.455,00 € (3.017.208.810 Pts) al mes, y está calculado a voleo. La realidad es mucho peor: 187 millones de euros anuales sólo en pensiones de ex parlamentarios, 4,6 en concepto de limpieza y desinfectación… y así suma y sigue.

¿Hay mucha diferencia entre los padres de la patria italianos y los de otros países? Atendiendo al número de coches oficiales se diría que sí, aunque puede que prefieran otros medios, como volar en aviones militares.

Enlaces relacionados:
La Casta. Cosi l politici italiano sono diventati intoc… (vídeo, parte I)
La Casta 2. Come cacciare questi politici ladri, (vídeo, parte II)
Franca Rame Senatrice. Página de la senadora italiana con datos sobre el derroche gubernamental.

Fuentes:
De mayor quiero ser… parlamentario italiano. El Mundo (bajo pago)

1 junio 2007 Posted by | Denuncia, Política, Sociedad | 1 comentario

Elecciones en la tribu: los súbditos no votan

El jefe de la tribu, sabedor de su importancia y de su papel en la historia, evita la realidad, siempre prosaica, y decide concentrar sus esfuerzos en la consecución de un futuro más alto y más guapo. La tribu se pregunta si llegará a ese futuro con un trabajo mas o menos digno al que esclavizarse para así poder pagar una choza en la que cobijarse. Le insisten al jefe pero éste, en su inmensa sabiduría, decide que a) son cuestiones que se resolverán por si solas en ese futuro alto y guapo y b) son cuestiones por debajo de su categoría intelectual a las que no vale la pena prestar atención, que para eso están sus subordinados (el equipo del jefe) por tanto no contesta.

Sr. Jefe: Olvídese del programa de su partido, aunque comprendemos que es el que paga sus facturas, y atienda un poco. Explíquenos de una vez si los problemas que nos preocupan tienen solución y, si no es así, qué alternativas hay, si las hay. Hable alto y claro, no repita siempre los mismos y manidos tópicos de entreguerras. La apelación continua a ideologías obsoletas y fallidas, sólo seguidas ya por la parte más envejecida de la piramide de población, pone en cuestión el futuro de sus posiciones a medio plazo. Pan para hoy y hambre para mañana.

La tribu no es muy leída aunque los pocos que leen hacen mucho ruido. Los voceros, activos a todas horas y orgullosos de ello, aprovechan todas las ocasiones para enviar sus mensajes, siempre al servicio del patrón que, o bien es amigo del jefe, o es amigo del que aspira a serlo. De ahí que continuamente surjan polémicas sin base real, como la de quién habla qué y dónde. La tribu, en su quehacer cotidiano, habla como sea de lo que sea con quien sea. Si no se entienden por hablar lenguas distintas pues alzan la voz, y sólo se topan con esa clase de problemas cuando se ven obligados a tratar con los delegados del jefe en asuntos que exigen (no necesitan) su intervención (para recaudar el diezmo). En este caso da igual como les hablen, les odian en todos los casos y asumen que se les va a hacer perder el tiempo.

Sr. Jefe: Facilite la vida a los súbditos de la tribu, aunque sean mudos y hablen por signos.

El jefe y sus voceros, carentes de ideas y conscientes de la imposibilidad de darle solución a los problemas de verdad, optan por publicitarse descalificando y ofendiendo al rival, incluso echando mano para ello de las informaciones más vulgares y rastreras obtenidas del escalafón más bajo del gremio de los susodichos voceros. Esta técnica se complementa con la elección (por parte del equipo) de los candidatos atendiendo antes a su parecido físico (alto y guapo, como el futuro) que a su inteligencia y profesionalidad, aunque últimamente ha perdido efectividad por culpa del fotográfo, que siempre es el mismo, el que aprendió a fotografiar con niños de primera comunión en la posguerra.

Sr Jefe: Deje de demostrar a los súbditos que el más guapo es el más tonto, ya lo sabemos. ¿No hay nadie que sepa hablar con propiedad en su equipo? ¿Alguien ocurrente, capaz de explicar con claridad lo que pretenden, sin caer en acartonadas poses de agencia de publicidad barata?

Y para terminar, Sr Jefe, no mienta. Se le nota siempre. La tribu comprende que, como todos, usted también tiene que comer cada día, en su choza.

Enlaces relacionados:
La misión del IPI, más allá de peleas locales, de Victor de la Serna en El Mundo, sobre la imagen de la prensa española en Europa.
El resto de enlaces, en el mundo real, en época de elecciones.

Nota (3 de Junio de 2007): Los expertos se confiesan incapaces de precisar qué causa la abstención. Creo que debería haber puesto esta entrada en la categoría de humor.

28 mayo 2007 Posted by | Política | Deja un comentario

¿Democracia? si, más

Interesante reflexión sobre el sistema de elección de alcaldes en Alemania y la correlación real de poderes en las democracias del catedrático Francisco Sosa Wagner. El artículo describe sucintamente cómo se está imponiendo la elección directa de los alcaldables en los Länder alemanes, abandonándose progresivamente el sistema de lista cerradas, y las ventajas que ello supone para el ciudadano como mecanismo para arañar espacios de influencia a los partidos tradicionales.

No voy a preguntarme porqué no se hace algo parecido aquí, de todos es sabido: las gigantescas maquinarias de los partidos mayoritarios y los grupos económicos que los sustentan deberían renunciar a una parte importante de su capacidad de control sobre bienes y personas. Lo han pensado, seguro, pero aún no tendrán listos los mecanismos que les permitirían gestionar el sistema con comodidad y sin riesgo para sus intereses, como ocurre ahora. Lo cual nos lleva al eterno debate sobre las carencias de nuestra democracia y a la falta de un debate masivo, en el que esté involucrada toda la sociedad, que vaya más allá de la participación en los consejos escolares.

¿Porqué no se adopta el sistema de listas abiertas en las elecciones a alcaldes, y el de comisionados en las generales o autonómicas? Yo no quiero votar a un partido, sino a una persona a la que conozco y de la que tengo referencias ciertas (de los partidos también las tengo, por eso no les voto).

¿Porqué, con el mismo sistema, no se elige a los jueces? ¿Porqué los jueces que ocupan los más altos tribunales son elegidos por partidos? ¿Porqué no se someten también a elecciones directas ante los ciudadanos?

Si existe algún motivo por el que no pueda darse la elección directa, ¿puedo elaborar una lista a mi gusto? En el citado artículo se expone que esta opción es posible en algunos Länder.

¿Porque la abstención no se computa? El hecho de abstenerse es también un acto político, ¿porqué la abstención beneficia al más votado? ¿Cuestión de escaños quizás? ¿De asignaciones económicas?

¿Porqué un referendum se da por válido sea cual sea la participación obtenida? Lo vimos hace poco en los referendums sobre los nuevos estatutos de autonomía en Andalucía y Cataluña. El resultado de ambos fue el total rechazo de los ciudadanos: no me interesa lo que me están contando. Así de claro. ¿Porqué se acepta el resultado de estas votaciones, a todas luces fallidas?

A los responsables de darnos las respuesta no les interesa remover el tema, eso nos llevaría a otras preguntas sobre la educación de los ciudadanos y ya sabemos que los libros y los maestros son peligrosos.

Fuentes:
Elección de alcaldes en Alemania: sugerente experiencia, Bitácora Almendrón
Resultados del referendum sobre el estatuto catalán 18/06/2006
Resultados del referendum sobre el estatuto andaluz 18/02/2007

23 mayo 2007 Posted by | Política | Deja un comentario

Igualdad política e inmigración

Los inmigrantes reclaman “igualdad política” y el derecho a votar a los tres años de residencia legal.

Pues sí, pero con matices. ¿El inmigrante que reclama este derecho es originario de un país que comparte con el nuestro la misma tradición/cultura y el mismo sistema político democratico? Si es así no creo que hubiera mucho que hablar sobre el tema. Sin embargo, si dicho inmigrante viene de un país con tradiciones/culturas distintas o incluso opuestas, o con un sistema político poco o nada democrático opino que no debería concedérseles. Todos sabemos, por experiencias recientes, lo que muchos ciudadanos de muchos países de este planeta entienden por política (como arte de gobernar): el sometimiento a directrices religioses emitidas hace siglos, totalmente desfasadas e inadecuadas para explicar y gestionar el mundo de hoy, a menos que, como les ocurre a ellos, se fuerce (se viole) la realidad según sus deseos. De admitirse su exigencia no tardaríamos en ver asociaciones políticas de marcado aire religioso, fuera este el que fuera, lo cual es incompatible con una democracia laica. Por ello, si se les concede, debería hacérseles jurar al estilo en que se jura la constitución la obligación por su parte de no mezclar política con religión en sus actividades públicas. Por otra parte, un ciudadano de un país regido por una monarquía absolutista, por una dictadura, ¿qué derechos viene a exigir aquí si no es capaz de obtenerlos donde nació? Pedirlo en un país donde se respetan los derechos humanos y donde hay libertad es sencillo, de ahí que se haga, pero si tanto le preocupa la política ¿porqué no se ocupa de la política de su país? Huele a chamusquina. Todo ello sin perjuicio de que cualquier persona amenazada por motivos políticos merece protección, que toda persona que busca un futuro para sí y los suyos merece encontrarlo, sin menoscabo de los derechos que todos tenemos y por los que muchos lucharon y perdieron sus vidas, pero sin abusar. Simplemente. Bastante maltrecha está ya la pobre democracia entre los que la mangonean (partidos políticos) y los que la ejercen (el pueblo televidente).

Fuentes:
Europa Press

Para muestra un botón [26 de Mayo de 2007]: El imán de Melilla pide que se vote sólo a los musulmanes. Publicado en El Mundo, puede leerse una transcripción completa del artículo en la bitácora de e-pésimo.

20 mayo 2007 Posted by | Política | Deja un comentario